NOTICIAS

Foto

Se roba un coche cada 3 minutos: 10 consejos para que no sea el tuyo.

El calor del verano es propicio para el descanso, la relajación, el despiste y el disgusto: los robos de coches se multiplican en esta época. Igual que ocurre con las viviendas, los periodos vacacionales son los preferidos por los ladrones para la sustracción de vehículos, que en España alcanzan anualmente las 155.000 unidades, según un informe de la empresa Detector; es decir, 425 coches diarios: un robo cada tres minutos y medio.

Para no sumarse a la estadística, conviene tomar algunas precauciones y estar siempre vigilante. Las cifras del estudio lo aconsejan: Españaacumula casi el 20% de los robos de vehículos de toda Europa, solo por detrás de Italia y Reino Unido.


CUIDADO EN LAS GRANDES CIUDADES

Madrid es la ciudad española donde más robos de coches se producen, con un 21%. La segunda es Valencia, con un 9,1%, seguida de Alicante (7,6%), Málaga (5,9%) y Sevilla (4,8%).


EL APARCAMIENTO

Si tenemos que estacionar en la calle siempre elegiremos, en la medida de lo posible, zonas bien iluminadas y transitadas. Ojo, tampoco pensemos que la alternativa es segura al cien por cien: en los aparcamientos subterráneos también puedes llevarte un susto, aunque estén vigilados. Una buena medida es dejar el coche lo más cerca posible de la garita del vigilante y en las áreas con más luz. Y esto vale para un parking público y para un centro comercial. No te relajes: aunque tú vayas al cine, los ladrones siguen trabajando. Si el aparcamiento es de pago, nunca dejes a la vista el ticket.


GARAJE COMUNITARIO

Cuando dejas el coche en casa lo haces con la despreocupación que genera la rutina, pero los cacos también actúan en los garajes comunitarios. Al entrar, espera a que se cierre detrás de ti la puerta y avisa a la Policía si ves a alguien sospechoso. También se puede echar mano de la tecnología y usar apps como Parkingdoor, que permite controlar, a través del móvil, quién entra y quién sale del garaje, y activar y desactivar el acceso de terceras personas en cualquier momento y en tiempo real, sin necesidad de prestar mandos o llaves físicas.


SISTEMA ANTIRROBO

Tanto si aparcas en la calle como si lo haces en un aparcamiento, estarás más seguro si colocas un antirrobo en algún sitio visible. Un ladrón sabe deshacerse de él, pero si a primera vista ve el volante bloqueado, probablemente elija otro vehículo. Sí, es la ley de la selva: la gacela no tiene que correr más que el león, sino más que otra gacela.


CERRAR EL COCHE

Lo dicho: el coche siempre cerrado, aunque vayamos a tardar 30 segundos en dejar al niño en el cole. Y mejor si cerramos con la llave. El mando a distancia resulta más cómodo, pero así nos aseguramos de que los hipotéticos ladrones que se encuentren cerca no puedan copiar el código. De esta manera también nos defendemos del uso deinhibidores, que inutilizan nuestro mando y hacen que el coche se quede abierto. En todo caso, más vale pasarse de prudentes y comprobar manualmente que la puerta no se abre.


QUITAR SIEMPRE LAS LLAVES

La segunda obviedad cae por su propio peso. Nunca, ni cuando repostes ni cuando estés en doble fila (incluso con otros ocupantes en el vehículo), dejes las llaves puestas. Hay quien no tiene reparos en llevarse el coche como se lo encuentre. Quita las llaves también si tienes un accidente leve: a veces los causan intencionadamente para robar tu vehículo cuando te bajas a ver qué ha pasado.


OBJETOS A LA VISTA

Bolsos, móviles, GPS, carteras… Que no se vea nada, tampoco cuando circules por ciudad. En un semáforo pueden reventar el cristal del copiloto y llevárselo todo. Y mejor si viajas con el seguro echado.


MALETERO

El maletero no deja ver su interior en muchos casos, pero tampoco resulta difícil de abrir para un experto. Si no dejas objetos de valor, no se los podrán llevar. En todo caso, si no te queda más remedio, hazlo en un momento en el que nadie te vea y antes de llegar a la zona donde vas a estacionar.


VACACIONES

Durante las vacaciones conviene que nuestra casa parezca habitada, y pasa lo mismo con el automóvil. No está de más que pidas a alguien que lo mueva de vez en cuando.


DISPOSITIVOS DE LOCALIZACIÓN

En el mercado existen sistemas de localización que no evitan la sustracción del vehículo, pero al menos facilitan su recuperación. Puedes instalar uno de ellos y, además, grabar en las ventanillas el número del bastidor y la matrícula.

Foto

Maletas, etiquetas y el esfuerzo por rastrear el equipaje de pasajeros.

Durante su carrera de gestión en la industria aeroportuaria, Andrew Price ha visto a pasajeros tratar de viajar con un motor, un refrigerador tan grande que el Sr. Price cabía parado en él y una maleta sujetada solamente con grapas. Tal vez nunca se pueda resolver el problema de pasajeros que desean viajar con equipaje poco tradicional, pero los aeropuertos están atacando de nuevo el problema de la pérdida de equipaje.


Se han usado diferentes métodos para solucionar el problema, desde maletas con rastreadores y paneles de tinta electrónica hasta etiquetas tradicionales impresas en casa, en un esfuerzo por apaciguar la irritación causada por 23 millones de maletas que no aterrizan con sus dueños cada año.


“La tradicional etiqueta de código de barras ha funcionado bien durante 35 años”, dijo el Sr. Price, director de operaciones aeroportuarias de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés). Pero, añade, “están surgiendo métodos muy prometedores en términos del rastreo de equipaje”. Según sus estimados, si se pegaran una tras otra todas las etiquetas de código de barras —compuestas de silicona, adhesivo, papel y plástico— utilizadas cada año, podrían rodear el mundo 35 veces. “Deberíamos comenzar a alejarnos de este método”.


Como otros en la industria aeroportuaria, él está entusiasmado por las emergentes soluciones tecnológicas, como aquellas que están creando los fabricantes de maletas. Estas empresas están incorporando puntos de acceso WiFi, Bluetooth, tarjetas SIM, GPS y baterías en el equipaje para ayudar a los dueños a localizar sus pertenencias o averiguar dónde estaban la última vez que aparecieron en el sistema.


Pero los pasajeros son los que tienen que comprar estas maletas, las cuales suelen costar cientos de dólares. Lufthansa, la aerolínea alemana, fue la primera en utilizar la tinta electrónica para solucionar el problema del equipaje. Los pasajeros bajan sus datos de vuelo a una etiqueta de equipaje electrónica utilizando una aplicación especial y entregan sus maletas en un punto automatizado al llegar al aeropuerto, evitando las colas tradicionales para entregar el equipaje. Los paneles electrónicos incorporados de manera permanente en las maletas, los cuales fueron lanzados por Lufthansa en marzo, podrían ayudar a eliminar la causa más frecuente de la pérdida permanente de maletas: el desprendimiento de las etiquetas. Claro, esto sólo funciona mientras duren las baterías.


Él confía en que la nueva tecnología logrará acabar con las tradicionales etiquetas de papel impresas. Pero mantiene un enfoque pragmático sobre su misión de reducir el número de maletas perdidas. Él sabe que es una tarea interminable, ya que los vuelos retrasados con conexión son la mayor causa del retraso de las maletas.


Y como nosotros ya estamos pensando en el futuro, tenemos una solución pensada especialmente para ti: un GPS de maletas, llamado Trackdot. Lo único que tienes que hacer, al adquirir este producto, es registrarlo en la web su mail y teléfono móvil para ir recibiendo la información de su equipaje en tiempo real. Se acabó la interminable incertidumbre de esperar a que pare la huincha para saber si llegó o no la maleta, para luego tener que hacer una cola para reclamarla sin saber donde está. Con este simple producto, puedes saber y seguir tu maleta en cada paso que da. ¿Qué estás esperando?.

Foto

Conozca los diferentes métodos para tener su vehículo más seguro.

Rompieron la chapa y también una de las ventanas, y por más que lo intentaron, los ladrones no pudieron llevarse la camioneta de Mauricio Rojas, hace escasos tres días. Carecían de la clave para accionar su Ford 2011 mediante la botonera de inmovilizadora de motor: un sistema de seguridad que inhibe el traspaso de bencina y que este comerciante instaló hace unos meses. “No me sorprende que intentaran llevarse mi camioneta, pues es una de las más robadas en el país”, asegura Rojas.


El robo de vehículos es un delito urbano, donde el 80% de éstos se cometen en la vía pública. De ahí el alza considerable de nuevos sistemas de seguridad para todo tipo de autos y cuyo precio no suele pasar de los $200 mil. Muchos de estos artículos son variaciones de sistemas ya conocidos, como las alarmas básicas y los trabavolantes, pero también hay sistemas tan sofisticados como los tatuajes a láser para la identificación de los autos o los GPS accionados por celular. Por lo general, “los fabricantes no asumen el tema de la seguridad urbana, pues ésta se considera un accesorio, y el accesorio va a depender del propietario”, según el capitán de Carabineros Francisco Cabezas, de la Sección de Encargo y Búsqueda de Vehículos (SEBV). Para Cabezas, lo importante no es seguir sólo los consejos de seguridad básica, como estacionar en recintos pagados o bajar los seguros de las puertas cuando baje del automóvil, sino también invertir en nuevas tecnologías.


Monitoreo a través de mensajes de texto Un mero gadget de entretenimiento para unos, o un sistema de seguridad implacable para otros.


El GPS, o sistema de localización satelital, ha evolucionado al punto de que hoy se puede monitorear desde el propio celular. Claro, hay empresas como Autbahn donde están ofreciendo un servicio de monitoreo para los autos particulares en base a distintas opciones que parten desde $239 mil. Pero si usted prefiere monitorear todo desde su propio teléfono, tome nota. Éstos operan con tarjeta telefónica enviando mensajes de alerta al celular del conductor. Por lo general reciben el nombre de GPS Tracker, y si bien transmiten hasta las conversaciones que se estén dando al interior del auto, el sistema trabaja principalmente por mensajes de textos. Así, envía y recibe textos cada vez que el auto detecta amenazas o cuando el conductor pregunta por la ubicación exacta del vehículo en la ciudad. “Funciona con cualquier celular desde donde se puedan enviar mensajes”, advierten en Ferripaldi, donde estos aparatos, que se recargan vía prepago, tienen un valor de $199 mil. En la tienda Haicom Chile tienen un GPS antirrobo llamado Eyeset con alarma básica incorporada. De esta manera, ante cualquier ataque a su vehículo, habrá una doble detección: por un lado, se dará aviso vía mensajes, y por el otro, la sirena emitirá la alarma como forma de disuasión. Este aparato tiene el mismo valor que el GPS Tracker, aunque el product manager de Haicom, Jorge Rischmaui, advierte que con $500 de carga mensual, usted podrá recibir hasta 10 mensajes de ubicación de su auto. El auge de los inmovilizadores: con tarjeta, reloj y corte de inyección Es lo más parecido a “la pana del tonto”.


La gran ventaja del dispositivo con bloqueo de motor MAF 300 recae en su particular forma de disuasión: se activa cada vez que se abre la puerta del piloto, y a los tres minutos de encendido el auto, se corta la corriente del motor. Importado desde Brasil, el equipo cuenta con las normas internacionales aprobadas y tiene un precio referencial de $39 mil con instalación en tiendas como Soundmaster y Cartoys. Tenga en cuenta también los sistemas de cortacorriente, que han entrado con fuerza por precio y seguridad. Y es que éstos impiden el encendido del vehículo, y hay de varias modalidades. Los más conocidos son los sistemas con sensor de tarjeta y con encendido desde la misma alarma. Mientras el primero tiene un valor que bordea los $95 mil, el segundo parte en los $12 mil, en tiendas como Teknoauto y locales de Movicenter. “Pero con los cortacorrientes se da el problema que un delincuente con conocimiento puede hacer andar fácilmente un vehículo”, dice Mauricio Jiménez, de Ferripaldi. De ahí que el dueño de esta tienda “tuerca” pone sus fichas en el inmovilizador de motor que corta la inyección (en la foto). Este sistema opera a nivel de contraseñas. Cuenta con una botonera ubicada cerca del volante donde se consigna una clave de acceso. De no hacerlo, la bencina nunca pasará al motor. Este sistema de la marca Meteor tiene un precio de $95 mil, y de los locales consultados, Ferripaldi fue el único que contaba con el objeto. Aún no están en Chile: alarmas multifunciones y sensores para convertibles Muchos de los productos de las tiendas de seguridad son importados desde países tan diversos como China, Brasil o Estados Unidos. Hay tendencias novedosas en esos lugares que aún no llegan al país. Por ejemplo, los sensores de microondas para convertibles, los sensores de rompimiento de vidrio ultrasensible y las alarmas multifuncionales.


Existen sensores para descapotables de la marca Seco-Larm y Code-Alarm. Son sistemas de microondas hechos especialmente para proteger áreas sin protección física, como los descapotables o los espacios vacíos de los techos con sunroof . Tienen un valor de más o menos US$ 40 si se quieren importar por Amazon. Aunque considere que este valor se puede duplicar considerando los costos de envío. Los sistemas ultrasensibles que detectan rompimientos o impactos contra los vidrios -cuidado con confundir con sensores antirrobos para ventanas de casas- podrían ser una opción. Estos incluyen micrófonos integrados y son capaces de atender la más mínima amenaza, así provenga del exterior o interior del vehículo. Por tiendas online, estos productos de la marca Code-Alarm se encuentran sobre los US$ 30. Desde Brasil, la marca FKS acaba de lanzar alarmas multifuncionales para cualquier tipo de auto. Puede buscarlas como FK 702 AF o FK 805 Plus. Tienen funciones programables y trabapuertas automáticas después del encendido. Eso sí, la primera cuenta con el sistema MAF de inmovilizador de motor, mientras que la segunda posee la ventaja de contar con selección de tiempo de trabado de los seguros. ¿Sus valores? Bordean los $50 mil y las puede adquirir por sitios como MercadoLibre. El básico: laminados y trabavolantes Pese a las novedades que hoy están en el mercado, hay elementos imprescindibles a la hora de dar seguridad al automóvil. Entre ellos, el conocido trabavolante y las láminas de seguridad. Estas últimas son los accesorios más recomendados por los expertos en seguridad “tuerca”. Si bien laminar los vidrios de su auto puede partir en $129 mil para los cuatro laterales de un sedán compacto tamaño mediano, es posible que pase de los $600 mil cuando lo suyo es blindarlo contra impactos de armas de fuego.


El básico de seguridad debería incluir también el trabavolante, por muy económicos y, por ende, de mala calidad que algunos sean, porque “éstos siempre disuaden a los asaltantes”, asevera Mauricio Jiménez, de Ferripaldi. Considere que los más baratos, esos de $5 mil, son algo más débiles que aquellos sobre los $10 mil. Estos últimos son mucho más firmes: no sólo por su alta concentración de acero, sino también por sus dos ganchos en cada extremo. Cuando la originalidad es un valor: muñecos copiloto y los “tatuajes” a láser Para muchos puede resultar un exceso, pero los muñecos copiloto hacen la diferencia al momento de disuadir a un potencial atacante. Con un peso cercano a los diez kilos y pensado “especialmente para las conductoras”, según su creador (el ex prefecto de la PDI Sergio Tapia), el costo de estos maniquíes parte en $96 mil, y puede alcanzar fácilmente los $280 mil. ¿Dónde comprarlos? En las tiendas Curus.cl o en La Casa del Espía. Original resulta también la tecnología del micromarcado “Data Dot”, fabricado por la empresa Tecnocorp. Algo así como un “tatuaje” o un código de barra para el auto.


Éste consiste en la aplicación se siete mil micropuntos del tamaño de un grano de arena, en un proceso que demora sólo 15 minutos. Cada uno de estos signos lleva información y códigos de seguridad plasmados en distintas partes del vehículo a través de un láser. Lo importante es que este marcado sólo es visible a la luz ultravioleta, y los vehículos que cuentan con éste forman parte de un registro nacional -de hecho, según la empresa Tecnocorp, este sistema cuenta con el respaldo del Ministerio del Interior. El costo de este “tatuado” asciende a $37 mil, más IVA, y puede hacerlo en el servicio de Instalación León, de Avenida Cristóbal Colón, en Santiago.